miércoles, 14 de noviembre de 2012

NO LO HE PODIDO EVITAR, ¡SOY UNA ENVIDIOSA!

     Pues eso, que soy una pedazo de envidiosa, y después de ver que todas os estábais comprando la overlock del lidl, pues al final yo también he caido. Os cuento:

     Cuando recogí el catálogo del buzón y la ví, dije: YO LA QUIERO!! Pero dos segundos más tarde aparté la idea de mi mente. "Este mes me viene fatal, con el pequeñín apenas la voy a poder usar ahora, ... la próxima vez que salga"
     Y toda convencida guardé bien el catálogo. OJOS QUE NO VEN, ...

     Pero el sábado fui al Lidl a por galletas (vivo a menos de cinco minutos de uno), y oh!! Allí estaban las maquinitas diciendome "LLEVAME A CASA, LLEVAME A CASA, MIRA QUE MONAS QUE SOMOS, LLEVAME CONTIGO"
     Ellas no contaban con lo dura que soy yo, me puse una mano en los ojos y pasé sin mirarlas para no caer en la tentación. Y me pasé todo el fin de semana: overlock sí, overlock no.... Y calladita, sin decirle nada a nadie.

    Y cuando ya estaba convencida de que no, llegais vosotras y empezais a poner vuestros post con vuestras nuevas maquinitas, y os leo y veo lo contentas que estais todas, y yo que soy una envidiosa digo: Quiero una!!Sabía que aún quedaban porque las había visto el lunes.  Pero al poquito se posa sobre mi hombro una mini-Lola vestida de angelito, todo mona ella (¡¡¡seguro que se había hecho ella su vestidito tan angelical y lo había remallado con una de estas maquinitas!!!) y me dice: "Cariño, si ya habías decidido que no, pues déjalo ya"

     Un par de días tranquilita y el jueves nos fuimos fuera para hacer unas compras, y pasamos por el Lidl. Yo me quedo en el coche con el pequeñín porque llovía, y le digo a mi marido que mire si quedan máquinas. Cuando vuelve me dice que quedaba una sólo, que si la quería. Pues claro que la quería!! Si es que estos hombres no se enteran, que te he dicho que miraras si quedaba alguna pero en realidad quería decir que si quedan me la compres por fa, por fa, así no tengo yo que seguir dandole vueltas.

 
Sigue en la escalera, sin guardar, por si me arrepiento y la devuelvo

  Pobrecillo, no sabía lo que le esperaba. Todo el camino de vuelta a casa, que si la quiero, que es un poco cara, que si la necesitas te la compres, que no la necesito pero la quiero, que no sé si la voy a usar, que no sé que no sé.... Yo creo que el pobre desconecta y hace como que me escucha pero no, porque no sé como me aguanta con lo pesada que me pongo
     Y por la tarde, en un arrebato me fui y la compré, aquí no estaba la de su marca es una Singer. Todavía quedaban seis en la tienda. Espero no haberme equivocado con mi compra. Aún no la he sacado de la caja, me da un poquito de miedo.


                                                           La caja sin abrir, me da un miedo tremendo

     Antes de terminar deciros que el Rincón de Costura está de sorteo. Yo ya me apunté, a ver si tengo suerte. Silvia hace cosas muy chulas, y su blog es muy bonito. Aún queda esta semana para apuntaros.