jueves, 18 de octubre de 2012

JUGAR CON LA IMAGINACIÓN

     La entrada que os hago hoy es un poco diferente. No tiene nada que ver con la costura. Es simplemente que me apetecía contaros una pequeña reflexión que me hice ayer.
     Os cuento. Todo viene porque ayer por la tarde salí un poco al parque con mi hija aprovechando que papá se quedó un rato con el pequeñín. Nos encanta llevarla al parque a que corra, salte, juegue... y como aquí hace buen tiempo solemos ir todo el año. Cuando no hay niños o los que hay son muy grandes, pues somos nosotros los que jugamos con ella.
     En el parque al que solemos ir hay una casita de madera con dos pequeños bancos y una ventana, y a mi peque le encanta. Yo me meto con ella y jugamos a que es su casita y me invita a café y pastas de "mentirijilla".
     Bien, pues ayer había dos niñas más mayorcitas en la casita con nosotras. Ellas estaban jugando con un móvil, y nosotras jugabamos a que mi pequeña apuntaba en una libreta lo que había que comprar y yo se lo traía.
 "Hay que traer pan, quezo y jamón para cenar. Y agua, pero botellaz gandes, gigaaaantes. Trae una, dos, tez y cuato" (no está mal escrito, es que lo pronuncia así)


     Y vosotras os preguntareis que todo este rollo que os estoy soltando para qué. Pues porque las niñas se quedaron alucinadas cuando nos vieron jugar sin juguetes, no paraban de mirarnos con la boca abierta, hasta que una me preguntó que a qué jugábamos y que por qué jugábamos así.

     Esto me dió que pensar. Y claro, en los tiempos que estamos no se entiende que podamos jugar así. Están acostumbrados a tenerlo todo: muñecas, coches, camiones, consolas, ordenador, .....


     Yo no tenía tantos juguetes, sólo recibí regalos en Reyes y  por mi cumpleaños, y el resto del año nada. Pero no por eso era menos feliz que son los niños de ahora. No, al contrario. ¡¡ERA MUY FELIZ!!

     No necesitaba la muñeca ultimo modelo con sus infinitos accesorios para pasar la tarde entretenida, no. Era suficiente con salir a la calle y jugar con mis amigos. Y sobretodo, USAR MI IMAGINACIÓN.

      Para pasarlo bien no necesitabamos nada de esto


      Nos bastaba con una cuerda, 
.


una tiza




un papel




o simplemete nada
  
      Ahora que se acerca la época de regalos, esta anécdota me ha hecho pensar qué es lo que realmente necesitamos para tener una infancia féliz.
¿Qué os parece a vosotros?






Nota.- Todas las imagenes las he sacado de internet. Si quieres que aparezca la procedencia o consideras que no debería estar aquí, por favor, comunícamelo.



9 comentarios:

  1. Aquellos eran mejores tiempos. Y que bien lo pasábamos casi sin juguetes. Tienes un blog muy bonito y te devuelvo la visita haciéndome tu seguidora. Un beso fuerte.
    www.elrincondecostura.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que lo pasábamos bien, yo tengo muy buenos recuerdos de mi infancia, y me gustaría que mis hijos también los tuvieran.
      Muchas gracias por pasarte por aquí y hacerte seguidora. Un beso

      Eliminar
  2. Yo me hago esa misma reflexión un montón de veces, y ahora que se me juntan los cumpleaños de mis hijas y reyes me mareo de pensar en lo que me viene encima. A veces me dan ganas de tirar todos los juguetes, creo que tienen tantas cosas que no valoran nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja eso mismo digo yo muchas veces, que lo voy a tirar todo. Y a mí me pasa lo mismo, también se me juntan reyes y cumple. Gracias por venir a mi pequeña "casita" Un beso.

      Eliminar
  3. Uf! Cuando me llegan estos pensamientos, me asalta la idea de lo mayor que soy... y me río sola!! Porque cuando yo era niña, mi madre me decía estas mismas cosas! y yo pensaba que eran historias de mayores, y que las madres eran todas iguales siempre contandonos los pocos juguetes que tenían ellas en su niñez y se entretenían con cualquier cosa... ahora nosotras estamos en el "otro bando", el de las mamás... y pienso en cuanta razón tenía la buena mujer...., no te ocurre a tí lo mismo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad Rosy, a mi me pasa igual. Supongo que es normal, mi madre ahora defiende a mi pequeña cuando le riño por cosas que ella me reñía a mí, y me dice que a ella ahora le toca se abuela. Un besazo.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Muchas gracias Sonia, voy a verlo ahora mismo. Y mañana lo publico que estoy terminando de preparar una entrada con más premios. Un beso.

      Eliminar
  5. Pues muy buena reflexión...pero sí es cierto que los niños ahora tienen tanto de todo, que son incapaces de desarrollar su imaginación como o hacíamos nosotras...¡nos vamos haciendo mayores!

    ResponderEliminar