martes, 9 de octubre de 2012

Azul... como el mar: Mi primer vestido yo solita

     Azul y camel, esa es la combinación que elegí para este vestido. A principio de verano le regalé un vestido de estos tonos al bebé de una amiga, y me encantó la combinación. Ese vestido en concreto sólo estaba en tallas de bebé, así que decidí hacerle yo uno a mi niña con esos tonos.
     Hasta ahora sólo había cosido siguiendo tutoriales o cose-conmigo, y era la primera vez que me enfrentaba yo sóla a un patrón y un trozo de tela. El modelo elegido es de la revista Espejito de primavera-verano, sólo que yo lo he variado un poquito. Y este es el resultado:


                                                      Foto un poco oscura del vestido y con el lazo  torcido

     A mí me encanta cómo ha quedado, quizás le sobra un poco de campana, pero preferí dejarlo así porque ya este año no lo va a usar, y el año que viene puedo retocarlo. Tenía que haberlo estrenado este verano, pero es que ha costado más de lo que esperaba su confección. Os cuento.

     Mi primer problema fué que corté dos partes traseras iguales. Oh que desastre! "No te preocupes Lolica que no pasa nada, te vas y cortas otra, y este trozo lo aprovechas para otra cosa" Eso fue lo que me dije a mí misma, yo tan feliz, sin problema. Pero cuando coloqué de nuevo el patrón en la tela... no me quedaba suficiente. "Tranquila chica, no pasa nada. Este domingo vas y compras un trocito más y ya está. Y con este que tienes le haces una braguita a juego. Y la niña va a quedar divina de la muerte" (Ya veis que yo misma me animo de maravilla)
     Siguiente problema: no quedaba más tela (el universo me estaba poniendo dificil que yo hiciera el vestido sin ayuda, pero a cabezota no me gana nadie). Solución: hacerle detrás una pieza como la que lleva por delante y cortar el trasero en dos partes, dejando la costura oculta bajo la pieza. Creo que no quedó mal, verdad?

                                                 


     El siguiente problema lo encontré al hacer los ojales. Eran los primeros que hacía, y no me pareció tan difícil como yo esperaba, pero el ojal me coincidía en la zona donde iba la pieza inventada, y como quedaba muy gordita esa zona, pues como que mi pobre maquinita no podía con eso. Pues después de tanto coser y descoser, solucionado: hago los ojales en otra zona, y el cuello y la tira las uno con automáticos ocultos.

     Pero la cosa no quedó ahí, aún encontré más problemas: me faltó cinta y no encontré por el pueblo del mismo color (esta la compré en Murcia un día que tuve que ir por trabajo, pero en mi estado tan avanzado de embarazo no era cuestión de hacer 120 kilometros para comprar medio metro de cinta que me faltaba), el cuello quedó muy cerrado y la ahogaba, al aumentar el cuello me quedó corto el bies y tuve que hacer más....

Y no sigo porque esto está quedando muy largo. Otra persona hubiera desistito, pero yo soy muy perseverante. Y gracias a todos esos problemas me siento más orgullosa de haber terminado el vestido YO SOLITA. Se que tiene muchos fallos, y que las terminaciones están fatal, pero para ser el primero que hago sin ayuda creo que me voy a dar un aprobado a mí misma (ya os he dicho que yo me animo muy bien, jajaja)

     He tenido que hacer muchas cosas que no había hecho antes, algunas me han resultado sencillas, otras no tanto, y me han surgido un montón de dudas que he resuelto como he podido, pero eso lo voy a dejar para otra entrada, que hoy ya me he enrollado bastante.

     Ah! Se me olvidaba. La braguita a juego está casi acabada, a falta de comprar la cinta para unos lazos. En cuanto la termine del todo os la enseñaré. Y ahora toca ponerse con los vestidos de invierno, a ver si puede estrenarlos este año...

4 comentarios:

  1. Pero bueno chiquitina, amén de que el vestido es monisimo, con lo que te ha costado tienes que estar super-orgullosa de ti misma..
    Repito es monisimo y tu estrella de enero va a esta guapisima.
    Me gustan mucho los detalles...
    Besitos gordos..

    ResponderEliminar
  2. Te quedó precioso, despues de tanto trabajo como te ha costado, el resultado mereció la pena y tu estrella brillará mucho con ese vestido. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Esto es maravilloso!! Estás preparada para comerte el mundo si lo deseas!! El vestido es hermoso y muy completito, no le falta detalle... y lo orgullosa que estarás cuando alguien te pregunte donde lo compraste!!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias chicas. A mi peque le encanta, dice que parece una princesa, pero ya lo estrenará el próximo verano.
    La verdad es que aunque me ha costado hacerlo creo que ha merecido la pena porque la única manera de aprender es hacerlo. Un besazo.

    ResponderEliminar